domingo, 24 de agosto de 2014

La adaptación cinematográfica de Abismos de pasión, 1953-54

Abismos de pasión parte de la novela de Emily Brontë Cumbres Borrascosas (Wuthering Heights), que publicó por primera vez en 1847. Como ocurriera con su adaptación de Él, a Buñuel le bastaron coger unas pocas páginas (la cuarta parte de la novela), para conseguir una fiel adaptación del amor que la autora describió en su novela. Realizó una adaptación libre que se asemeja en poco a los aspectos externos de la novela; sin embargo, fue capaz de reflejar maravillosamente el mundo interior de la escritora y de llegar al espíritu de la novela.
Tras los títulos de crédito Buñuel inserta un texto en el que nos explica que “el amor que sienten Alejandro y Catalina es un sentimiento atroz e inhumano que sólo podrá realizarse con la muerte”. Con la intención seguramente de orientar al espectador mejicano de la época que no conocería bien la novela. Aunque es probable que lo hiciera  no sólo para orientar a este tipo de espectador sino también para que no le acusaran de interpretar la obra loca y salvajemente, y así tener una excusa que no lo apartara del cine comercial.[1]
Buñuel recorta los segmentos extremos de Cumbres borrascosas. La película empieza por lo que en la novela está en el capítulo 10, el regreso de Heathcliff adulto tras la boda de Cathy y Edgar. La diferencia más evidente respecto a la obra original, es que el relato de Buñuel se centra en la relación pasional entre Catalina (Cathy) y Alejandro (Heathcliff) al regresar este último al lugar en que crecieron juntos. Prescinde así tanto de la infancia de los personajes como de los sucesos posteriores a la muerte de Catalina…
Esto abrevia la narración y hace que encaje con más facilidad en los márgenes de duración de una película...El recorte no es mecánico ni gratuito, sino que revela una lectura atenta de la novela, una interpretación “literal”, que transgrede el texto porque lo lleva hasta sus últimas consecuencias. Lo cual aquí quiere decir que adelanta sus últimas consecuencias. Buñuel hace converger en una secuencia lo que está disperso en fragmentos separados de la novela....La secuencia contiene referencias a tres momentos de la novela.[2]
Lo que consigue al suprimir el principio y el final de la novela es dar mayor intensidad al amor violento entre Catalina y Alejandro y a la estrecha relación que mantiene este amor con la muerte…Crece así la intensidad de la pasión, concentrada y violenta. Esta concentración  se advierte claramente en la esencial alteración que da al final de la novela. En ésta se suceden dieciocho años entre la muerte de Cathy y la de Heathcliff, mientras que en la película apenas transcurre el tiempo entre una y otra. Para Alejandro es imposible vivir sin Catalina y, aunque la causa física sea el disparo de Ricardo, es el deseo de unión con su amada lo que realmente lo lleva a la muerte….
Lo cierto es que en Abismos de pasión, amor y odio se confunden…La misma expresión exacerbada de amor y odio aparecen en la novela, la misma violencia. En el film de Buñuel, por la concentración temporal…la dureza puede resultar incluso mayor. Algo también acentuado por la actuación de los personajes con reacciones y movimientos muchas veces bruscos y cortantes, por la agresiva presencia de la naturaleza con sus paisajes áridos y las terribles tormentas, por los fuertes contrastes de luz y sombras…y todo ello respaldado por un montaje bastante ágil…
Las apariciones de Alejandro en casa de Eduardo y Catalina están casi siempre asociadas a fuertes vientos, tormentas y oscuridad, algo que por lo general no ocurre en la novela.[3]

Diferencias en los nombres de los personajes entre novela y película:
Novela
Película
Heathcliff
Alejandro
Cathy
Catalina
Edgar Linton
Eduardo
Isabel Linton
Isabel
Hindley
Ricardo
Nelly
María
José
José
Hareton
Jorge

Resumen del argumento de la novela y la película:
Novela
Película
Lockwood llega a Cumbres Borrascosas para conocer al señor Heathcliff, que le ha alquilado una villa cercana, la Granja de Tordos. En la casa viven también su nuera, Cathy, y el joven Hareton. A Lockwood le parecen personas toscas y poco comunicativas. Cuando vuelve a la Granja de los Tordos le pregunta a la Sra. Dean y le cuenta la historia de las dos familias de la zona, los Linton y los Earnshaw.
El señor Earnshaw, dueño de Cumbres Borrascosas, llevó un día a su casa a Heathcliff, un niño abandonado, para criarlo como hijo suyo. En un principio Hindley y Cathy, los hijos de Earnshaw lo recibieron con extrañeza. Poco a poco Cathy, se hizo amiga de él, pero Hindley, lo desprecia.
Años después, los padres mueren y esto hace que el odio de Hindley aumente y lo trate como a un criado, cosa que no impide que se desarrolle un profundo amor entre Heathcliff y Cathy. Un día que en sus juegos se acercan a la casa de los Linton son atacados por los perros. Heathcliff escapa, pero Cathy es herida y se queda unas semanas en la casa para recuperarse. Allí conoce al joven Edgar Linton que empieza a sentirse atraído por la joven.
Hindley se casa y tiene un hijo, Hareton, pero su mujer muere en el parto y esto lo convierte en otro hombre, olvidándose por completo de su hijo. Como tras el incidente de los perros le habían prohibido a Heathcliff todo contacto con Cathy, aunque se siguen viendo, aumentan los contactos entre Cathy y Edgar Linton.
Días después Edgar le propone matrimonio a Cathy y esta, a pesar de estar locamente enamorada de Heathcliff, acepta. Cuando esa noche Cathy le cuenta a Elena que va a casarse con Edgar, no se da cuenta de que Heathcliff se encuentra cerca escuchando la conversación. Este al enterarse decide irse de Cumbres Borrascosas. Posteriormente Cathy y Edgar contraen matrimonio.
Edición de la novela utilizada















Emily Brontë
autora de la novela







Heathcliff vuelve, tras su larga ausencia y va a Los Tordos a saludar a Cathy. Llama a Nely, que se sorprende y casi no le conoce cuando le ve, y le dice que quiere ver a Cathy. Esta se lleva una gran alegría, no así su marido. Hablan entre ellos dos, sin importarles la presencia ni el enfado de Edgar. Cuando se despide dice que se hospeda en Cumbres Borrascosas porque Hindley le ha invitado.
Cathy no puede dormir y va a la habitación de Nely a contarle su alegría por la vuelta de Heathcliff y el enfado de su marido porque ella está contenta.
Los residentes en Cumbres Borrascosas/La Granja

Estamos en el Robledal, donde Catalina mata a unos zopilotes e Isabel va a quejarse a su hermano Eduardo. Este está con sus mariposas y no le hace mucho caso. Entra Catalina y hablan sobre las diferentes formas de matar animales.
Exterior noche. Aparece Alejandro en medio de una tormenta. Llama por la ventana a María, el ama de llaves, para que le deje entrar y ver a Catalina. Como no lo hace rompe la ventana y entra. María avisa a Catalina que alguien quiere verla. Al saber que es Alejandro quiere ir corriendo a verle, pero su marido no le deja. Alejandro entra al salón y tiene un diálogo apasionado con Catalina, que molesta a su marido y la llama. Catalina le presenta a su cuñada Isabel y a pesar del temporal prefiere irse, ya que “por nada del mundo pasaría una noche bajo ese techo”. Alejandro dice que se va a dormir a la granja que es casi suya. Catalina le dice a su marido que ha sido una buena esposa, que le va a dar un hijo, pero que “quiere a Alejandro más que a la salvación de su alma.” Ya en la habitación Eduardo sigue enfadado y su esposa no lo entiende porque él sabía cuando se casó que quería a Alejandro. Le dice que “su amor por Alejandro no es de este mundo”.
Día siguiente en la granja. José está haciendo sortilegios para ahuyentar el mal, en referencia a la llegada de Alejandro. En el salón Ricardo, borracho, (hermano de Catalina) amenaza a su hijo Jorge. Llegan Catalina e Isabel.

Catalina y Alejandro salen a recorrer los lugares de su infancia. Alejandro le propone que se escape con él, pero ella se niega y Alejandro se cabrea.
Isabel Linton se enamora de Heathcliff. Cathy le aconseja que no se le acerque, que es una mala persona. Cuando llega Heathcliff se lo cuenta, pero este piensa que es una broma, pero Cathy le asegura que es verdad.
Nelly se acerca a Cumbres Borrascosas y ve a Hareton que no la reconoce como la mujer que lo crió.
 Heathcliff va a Los Tordos y se ve con Isabel en el patio y la abraza. Nelly se lo dice a Cathy que discute con Heathcliff y le dice que deje en paz a Isabel. Nely informa de la visita al Sr. Linton que baja y le dice a Heathcliff que no vuelva más, pero Cathy se opone. El Sr. Linton envía a Nely para que avise a los criados, pero Cathy lo impide cerrando la puerta y echando la llave al fuego. Heathcliff se burla de Edgar, pero éste le da un puñetazo y sale por otra puerta. Cathy le pide a Heathcliff que se vaya porque volverá con varios criados.
Posteriormente su marido le advierte que no puede ser su amiga y la de Heathcliff a la vez y ella se enfada se encierra en su cuarto sin querer comer.
Cuando Cathy sale de su encierro está enferma. Llega su marido a la habitación y Nelly va a buscar al doctor que dice que está muy enferma.
Llegan noticias de que Isabel se ha ido con Heathcliff y Edgar Linton dice que ha dejado de ser su hermana.
Los fugados vuelven después de dos meses. Cathy se ha ido recuperando poco a poco. La sientan en una silla en el salón. Nelly recibe una carta de Isabel donde le cuenta lo mal que está con Heathcliff y que vaya a verla. En la carta le cuenta su recibimiento en Cumbres Borrascosas, su habitación, etc.
Nelly le cuenta al Sr. Linton lo de la carta y le da permiso para ir a Cumbres Borrascosas, pero no quiere saber nada de su hermana, ni le escribe ninguna nota. Nelly va a Cumbres Borrascosas e Isabel se lleva un gran disgusto al saber la postura de su hermano.
Heathcliff quiere ver a Cathy y obliga a Nelly a que le ayude. Esta acepta llevarle una nota para preguntárselo. En los Tordos no se atreve a darle la nota.
El domingo, cuando todos se han ido a la iglesia se la da, pero ya no hace falta. Heathcliff entra, se besan y abrazan, lloran y cuando más tarde se acerca el Sr. Linton, Heathcliff quiere marcharse, pero Cathy no le deja. Cuando entra Edgar Linton, encuentra a Cathy en los brazos de Heathcliff desmayada. Se la entrega y se marcha al gabinete. Cathy se recupera un poco y Nelly le dice a Heathcliff que se vaya.
Cathy da a luz una niña y muerepoco después. Nelly se lo comunica a Heathcliff, que al saber que no le nombró más la maldice. Posteriormente fue enterrada.
La afición de Eduardo. Una muestra de la
presencia del bestiario de Buñuel

De regreso a su casa Catalina descubre que Isabel está enamorada de Alejandro y  le advierte que es un mal hombre y que no puede querer a nadie más que a ella.
Otro día sale Alejandro con Catalina e Isabel y aquella le dice a Alejandro que Isabel está enamorada de él, cosa que en principio no cree, pero luego se acerca a Isabel para confirmarlo y la besa en el cuello.
Interior de la casa. Llega Ricardo para pedirle dinero a Eduardo, pero este se lo niega y aquel le dice que Alejandro va detrás de su mujer y de la hermana. Más tarde le dirá Eduardo a su esposa que no vaya más a buscarlo.
Otro día va Alejandro a visitar a Isabel y la besa en el cuello. A Catalina le dice que se casará con Isabel para hacerle daño a ella. Entra su marido y echa a Alejandro. Este le humilla y aquel le da un puñetazo y va a llamar  a sus criados. Alejandro se marcha y Eduardo advierte a su mujer que no puede ser al mismo tiempo su marido y amigo de aquel.
Catalina se enfada, se encierra en su habitación y no come.
Alejandro la observa desde el exterior.
En la granja José está limpiando, Ricardo borracho persiguiendo a su hijo y Alejandro llega sin hacer caso de nadie.
En el Robledal, Eduardo está desesperado, pues quiere ver a su mujer. Intenta entrar en su habitación pero no puede.
En el exterior, Alejandro observa bajo la tormenta. Entra en la habitación de Isabel y la convence de que la quiere.
A la mañana siguiente Catalina da muestras de estar enferma y llaman al médico. María ve que Isabel no está y encuentra una nota que entrega a Eduardo. En ella le indica que se ha ido con Alejandro.
Alejandro comunica a María que su hermana no vuelva a entrar en su casa. Alejandro e Isabel se casan y vuelven a la granja. Isabel ve donde tiene que vivir y cómo la tratan y comprende lo que le espera. Pide a Alejandro que le deje irse, ya que no la quiere nadie, pero éste no le deja.
Ricardo le dice a Isabel que entre los dos pueden acabar con Alejandro, pero aquella intenta evitar que Ricardo le mate.
En el Robledal, Catalina está sentada al sol del jardín para intentar recuperarse. Aparece Isabel para pedirle a su hermano que le deje volver, pero no acepta porque sabe que su marido la reclamará. Catalina se desmaya.
En la granja Ricardo está jugando a las cartas con unos amigos y se queda sin dinero. Le pide más a Alejandro, pero se lo niega porque ya ha perdido todas sus propiedades. Echa a los jugadores y a través de uno de ellos se entera de que Catalina se está muriendo y sale corriendo.
En el Robledal Catalina está segura de que morirá con el parto. Alejandro después de varios días de observar desde fuera le dice a María que le avise a Catalina que irá a verla.
Cuando llega se abrazan y besan. Catalina no le deja irse. Entra Eduardo y Catalina se desmaya. Ante la urgencia de atender a su mujer, posponen su enfrentamiento. Llega el parto y como preveía Catalina muere. Alejandro la maldice: “Ojalá despiertes en el infierno”. Entierro de Catalina.
En la granja están extrañados pues Alejandro lleva días sin aparecer. Isabel se ha dado a la bebida. Ricardo le pide ayuda para matar a Alejandro. Este llama a la puerta e Isabel le avisa de que Ricardo quiere matarlo. Alejandro rompe una ventana y entra y se acerca a Ricardo, que no se atreve a dispararle a él y lo hace al suelo. Alejandro le da una paliza.
Al día siguiente aparece Ricardo con la cabeza vendada y pregunta por Isabel y José le informa que se ha ido con su hermano, que la ha recibido llorando.


Exterior, cementerio noche. Alejandro abre la cripta de Catalina y Ricardo le dispara con una escopeta hiriéndole. Baja las escaleras y abre el féretro de su amada y la besa. Oye una voz y tiene una alucinación de que su amada baja las escaleras y le llama, pero es Ricardo que le dispara y lo mata. Sale y cierra la cripta, con lo que lo que Catalina y Alejandro quedan unidos después de muertos.
Isabel huye de Cumbres Borrascosas y se va cerca de Londres, donde tiene un hijo de Heathecliff. Unos 6 meses después de la muerte  de Cathy, muere su hermano Hindley y unos 12 años después Isabel. Heathecliff se queda con Cumbres Borrascosas que estaba hipotecada. Cathy crece sin salir de la granja de los Tordos. Cuando muere su hermana Edgar va a recoger a su sobrino, que es un niño enfermizo, pero Heathecliff reclama a su hijo y se lo lleva a Cumbres Borrascosas.
Cuando Cathy tiene 16 años ve a su primo en Cumbres Borrascosas, que sigue siendo un niño enfermizo y al poco tiempo termina enamorándose de él. Heathecliff alienta estas relaciones con la intención de quedarse con la granja de los Tordos. Edgar Linton cae enfermo. Un día en que Cathy fue a ver a su primo, este siguiendo instrucciones de su padre, al que le tenía mucho miedo, consigue que Cathy y Nelly le acompañen a Cumbres Borrascosas, pues está muy débil. Una vez allí Heathecliff no las deja salir hasta que Cathy se case con su hijo, cosa que consigue. Poco después muere Edgar Linton, por lo que los Tordos pasan a ser propiedad del hijo de Heathecliff y por tanto a ser controlada por este. Cathy se va a vivir a Cumbres Borrascosas. Allí se lleva mal con todos: Hareton, otro primo de Cathy, Heathecliff y José. Al poco tiempo Cathy se queda sin su enfermizo marido. Conforme pasa el tiempo empieza a sentir simpatía por Hareton hasta terminar enamorándose. Una mañana aparece Heathecliff muerto en su cama y es enterrado al lado de su querida Cathy. Algunas personas del lugar dicen que han visto a la pareja vagar por el páramo.
Alejandro está relacionado con
el mal tiempo: tormenta, viento, etc.

Buñuel sigue bastante de cerca la parte de la novela que ha utilizado en su película.
Las grandes diferencias entre las dos son:
Escena de los recuerdos de infancia
·         La novela comienza a ser narrada en presente y pasa enseguida contada por Nelly en pasado a Lockwood (personaje que desaparece en la película). En determinados momentos y al final vuelve al presente. La película es toda en presente.
·         La novela cuenta la historia de dos familias los Linton y los Earnshaw durante dos generaciones. Consta de XXXIV capítulos. La película solo cuenta lo que ocurre en los capítulos del X al XVI, es decir, la cuarta parte de la novela en número de páginas.
·         Del principio se elimina la infancia de la pareja de enamorados y la causa que hizo que Alejandro se marchara de Cumbres Borrascosas. Del final se elimina todo lo relacionado con la historia de la segunda generación de las dos familias.
·         La infancia de Cathy y Heathcliff en Cumbres borrascosas ocupa una parte importante de la novela. Estos capítulos cruciales en los que se gesta la pasión de los protagonistas, en la película queda resumida en una secuencia que hace referencia al pasado tras el regreso de Alejandro. Dicha secuencia se desarrolla en el lugar favorito de su infancia. Allí encuentran enterrados objetos de su pasado (una cuerda entre ellos). Alejandro le propone que huyan y Catalina le responde que es demasiado tarde, a lo que Alejandro responde pisoteando los recuerdos de su infancia, con lo que rompe con su pasado. [4]
Al final: Alejandro muere y queda en la
tumba junto con su amada
·         En su secuencia final de la película, la más conocida, hay referencias a varios momentos de la novela. Así, en el capítulo 29 de la novela, Heathcliff cuenta que ha hecho desenterrar el ataúd de Cathy, y lo ha abierto para verlo. El cadáver, al igual que en el filme, no se había deteriorado aún. Cuenta también que sobornó al enterrador para que, cuando muriese, le enterrase junto a Cathy y quitase los lados vecinos de ambos ataúdes pudiendo así estar unidos bajo tierra. Por último, el día del entierro de Cathy, Heathcliff cavó en la tumba de la chica con intención de abrazarla, pero desistió al escuchar un suspiro a su lado, como si el espíritu de ella estuviera junto a él.[5]
Para leer el análisis de Abismos de Pasión


[1] Manuel Ramón Aguilar Franch: El poder de la metáfora en la estructuración e interpretación de obras literarias y fílmicas: “Wuthering Heights”, Universitat de València 2009, pág. 187
[2] Antonio Monegal: Luis Buñuel de la literatura al cine. Anthropos, 1993, Pág. 135
[3] Soledad Pérez Valverde: Del amor y la muerte: Abismos de pasión. En: La página. nº 41, 2000, Pág. 79
[4] François Weyergans. En: Agustín Sánchez Vidal: Luis Buñuel. Ed. J.C., 1984, Pág. 179
[5] Manuel Ramón Aguilar Franch: El poder de la metáfora en la estructuración e interpretación de obras literarias y fílmicas: “Wuthering Heights”, Universitat de València 2009, pág. 207

1 comentario:

  1. Manuel,
    estoy realmente sorprendido por la calidad de tus escritos y quiero agradecerte tu esfuerzo de análisis e investigación.Estoy revisando la filmografía completa de Buñuel y he encontrado en tus textos mucha más información y mucho mejor estructurada que otros libros reconocidos. Tu análisis completo de "Abismos de Pasión" es un ejemplo más de un trabajo tuyo que debe verse y valorarse en su conjunto. Enhorabuena.

    ResponderEliminar