lunes, 28 de octubre de 2013

EL humor personal de Luis Buñuel

Un día sin reír es un día perdido1 :EL HUMOR PERSONAL DE BUÑUEL

     A lo largo de las distintas entregas que hemos hecho hasta ahora de la serie BUÑUEL VISTO POR…, hay un hecho que destacan la mayoría de las personas: el humor de Luis Buñuel:
  • Pepín Bello: Nos gastábamos bromas continuamente... nos divertíamos mucho.
  • Su mujer: Con Luis me pasé la vida divinamente. Al sacar un balance de nuestra larga vida juntos, veo que la mayor parte del tiempo fuimos felices, tuvimos alegría.
  • Juan Luis: Lo que más me gustaba de él era su humor
  • Foto de Antonio Gálvez
  • Rafael: Lo que más admiro de él es su humor

     Pero ¿Cómo era el humor personal de Buñuel? ¿Cómo lo veían los demás?
Veamos algunas opiniones:
  • Pepín Bello, su amigo: “Un día nos encontrábamos en Toledo, Luis nos empezó a pedir el dinero que llevábamos todos encima y nos dijo que nos lo devolvería inmediatamente. Cogió todo nuestro dinero y se volvió a Madrid. Nos dejó a todos sin una perra. Era el tipo de broma que a él le divertía tanto…Al final después de mil peripecias, pudimos volver. Recuerdo lo mucho que se reía Luis de todos nosotros después de aquella broma tan pesada.”2
  • Paco Rabal, actor y amigo: “Buñuel era un hombre muy bromista, con un gran sentido del humor. Yo, a veces, lloraba con él de risa a lágrima viva. Le encantaba meterse con la gente, hacer bromas fastidiosas. Al terminar de rodar un plano solía dar puntuaciones a los actores: A ver, os voy a clasificar. Primero, el enano; segunda, Rita; tercero, el que hace de chulo; cuarto, Paco...A ver Paco, que siempre quedas el último. Me lo decía para picarme, porque sabía que soy de los que se pican mucho.3
  • Joaquín Jordá, director de cine: Uno de sus chistes predilectos –sus chistes eran muy repetitivos, todo el mundo le reía mucho las gracias, pero eran un poco patosas en el fondo- era que se quitaba las gafas y decía: “¿Oigo?. ¿No oigo?”. Se las ponía: “¿Oigo?”. Era muy aficionado a ese tipo de bromas repetitivas. Leídas no tienen mucha gracia, pero oídas, en cambio, sí; porque él les ponía teatro...Buñuel había sido un hombre de aguda réplica con la conversación, era muy imaginativo. Cuando te digo que sus chistes eran a  veces repetidos, era porque sabía que gustaban, y a él le encantaba gustar, era un seductor, pero con el tiempo, esto sonaba más a  aprendido. Al final Buñuel era un poco la copia de Buñuel, sabía la imagen que de él pedían y él la daba.4
  • Gustavo Alatriste, su productor: Yo lo quiero como es...y me río mucho con él. Se me salen las lágrimas de risa. Tiene el humor más maravilloso que he conocido...Tiene tal humor, lo hace a uno reír tanto, plantea unas situaciones tan increíbles, tan chuscas, tan especiales...5
  • Ado Kyrou, su amigo: “Él es feliz trabajando, feliz de vivir, y esa alegría de vivir, esa gran risa de Buñuel es algo tan raro en nuestra época. Me gusta cuando él ríe, fingiendo que no ha oído algo que ha oído perfectamente y contestando mi despropósito de costado. Por otra parte está su sordera, que él maneja de forma admirable. Su sordera es un gag para él...y es formidable porque él ha conseguido transformar un sufrimiento en humor hasta en contra suya. Tiene un modo muy humorístico de mirarse a sí mismo, y de mirar sus películas, y de mirarse a través de sus películas.”6
  • Mario Camus, director de cine: En cuanto a las conversaciones que sosteníamos,...no hablaba nunca de sus películas ni de su proyecto inminente. Dejaba a un lado su prestigio, su fama, la impresionante lista de películas que había realizado y cuando, inevitablemente, algo de todo esto salía a relucir, usaba el humor y aprovechaba la coyuntura para las bromas y las risas. De sus trabajos entresacaba las situaciones divertidas y las contaba cortando los datos, demorando los finales, resumiendo en una frase todo el contenido de la anécdota...7
  • Jean-Claude Carrière, su guionista: Lo que más le caracteriza es su sentido del humor, lo cual es evidente no sólo en el hombre, sino en la obra.8 Se rió, realmente, de casi todo. Era un hombre muy sentimental, pero con una facultad de reír y de hacer bromas a propósito de todo. Por ejemplo de sí mismo.9
  • Y por último Ian Gibson, su biógrafo: “Sin el sentido del humor no se puede entender a Buñuel ni su obra, era un cachondo mental."

 NOTAS:
[1] Decía Luis Buñuel. tomado de: Jean-Claude Carrière: Cómo conocí a Luis Buñuel. (1965)Tomado de: Nickelodeon...  Pág.: 111
2 David Casillo y Marc Sardá: Conversaciones con José “Pepín” Bello, Anagrama, Pág. 50.
3 Agustín Sánchez Vidal: Luis Buñuel (Cátedra). Pág.: 112
4 Joaquín Jordá : En torno a Buñuel. Pág.: 287
5 Gustavo Alatriste en Max Aub: Conversaciones con Buñuel. Pág.:450
6 Ado Kyrou en Max Aub: Conversaciones con Buñuel. Pág.:526
7 Mario Camus: Don Luis Buñuel. En: Trébede, nº 35. Pág.: 50
8 Jean-Claude Carrière: Cómo conocí a Luis Buñuel. (1965)Tomado de: Nickelodeon...  Pág.: 111

9 AA. VV.: Testimonios sobre Luis Buñuel En: Turia, nº 28-29. Pág.: 220

No hay comentarios:

Publicar un comentario