domingo, 27 de julio de 2014

La adaptación cinematográfica de Robinson Crusoe

La película que Buñuel rodó en 1952 parte de la novela que, con el mismo título, publicó Daniel Defoe en 1719[1]. Siendo como es una película barata, como todas las mexicanas del realizador, es normal que haya hecho una adaptación bastante drástica: no se ve ningún barco, ni efectos especiales de la tempestad, etc. También ha eliminado toda la parte inicial y final de la novela que se desarrollaba en Londres, el mar, etc. La película comienza, prácticamente, con la llegada del Robinson a la isla.
En la novela de Defoe, el episodio del náufrago y de la isla desierta no representa sino una parte de un relato que abarca la vida entera de un hombre (el náufrago regresa a Inglaterra, se establece, se aburre, vuelve a la isla, implanta ahí el cristianismo y vuelve a su país natal dando la vuelta al mundo). Buñuel tuvo pues que escoger, y no solamente entre los acontecimientos del libro, sino también entre los temas. Así, ilustró bastante sucintamente todo el aspecto manual y material de la readaptación del náufrago, sobre el que Defoe ponía un acento particularmente preciso y detallado...Los estados sucesivos de su evolución son incuestionablemente marcados (de la soledad rebelde a la soledad confortable, pasando por la angustia metafísica y la resignación; de la dominación desconfiada  a la fraternidad)...[2]
Siendo como es que se tomó muchas libertades con la adaptación, consiguió a pesar de todo:
·         Dar la impresión de haberse mantenido bastante fiel al espíritu original de la obra.
·         Conseguir una obra con un toque muy personal.
Antes de pasar al resumen del argumento de novela y película debo aclarar que a veces se viene a decir lo mismo en los dos, aunque utilizando diferentes palabras. Ello se debe a que el resumen de cada uno se hizo en momentos diferentes. Se ha procurado emparejar ambas columnas cuando el significado era semejante:
Novela
Película
Robinson tiene gran interés en viajar y su padre intenta convencerle para que no lo haga, pero no lo consigue. Se embarca y tras una tormenta son rescatados. Se va a Londres y viaja a Guinea donde hizo una pequeña fortuna comerciando. Su segundo viaje fue menos afortunado, ya que el barco fue atacado y estuvo 2 años prisionero. Escapó y fue rescatado por un barco portugués que lo llevó a Brasil. Allí compró una plantación y permaneció varios años, durante los que fue enriqueciéndose. Junto con otros propietarios  organizaron un viaje a Guinea en busca de esclavos, pero el barco naufragó.
Se ven en el mar algunos restos del naufragio de un barco. (La voz en off informa que el barco iba en busca de esclavos)
Buñuel durante el rodaje

Llega solo a una isla de noche y por miedo se sube a un árbol a dormir. Al día siguiente ve que su barco está encallado y se dirige a él. Construye una balsa y durante varios días va descargando todo lo que cree que le es aprovechable: armas, pólvora, herramientas, galletas, un perro, dos gatos, etc., hasta que desaparece el barco.




Busca un lugar adecuado para construirse un alojamiento de lona y una empalizada para protegerse de las posibles fieras o habitantes. Excava la pared de atrás y se hace una cueva, donde resguarda mejor sus pertenencias. Caza una cabra para comer.




Empieza a escribir un diario. Ve que han crecido unas matas de arroz y cebada, debido a unas semillas que caerían por casualidad. Hay un terremoto y se hunde parte de la cueva, por lo que decide construirse una cabaña.
Enferma durante varios días, durante los que pasa sed, tiene un sueño, en el que un personaje intenta matarlo por su falta de arrepentimiento. Al despertar se acuerda de dar gracias a Dios.

Cuando se recupera explora una parte de la isla que no conocía y se construye allí una pequeña choza. Pone uvas a secar, recoge la cosecha de cebada y arroz y planta árboles en torno a la empalizada.
Aprende a hacer cestos y enseña a hablar a un papagayo porque le molesta no poder hablar con nadie.

Hugo Butler, coguionista
Hace un viaje al otro lado de la isla y coge un cabrito. Para evitar que los animales se coman su cosecha construye una empalizada y pone un espantapájaros. Tras recoger la cosecha aprende a fabricar vasijas de cerámica, que luego endurece al fuego, con lo que puede cocer los alimentos. También hace un mortero para moler el grano.
Construye un bote, pero demasiado lejos del agua y pesado, por lo que no puede acercarlo al agua. Se construye una sombrilla y una piragua con la que piensa dar la vuelta a la isla, pero unas corrientes están a punto de acabar con su vida y decide abandonar la piragua y volver andando a su cabaña.
Mejora sus comodidades con la construcción de un torno y una pipa para fumar. Como la pólvora se va acabando decide criar cabras con lo que obtiene carne, leche, queso y manteca.










Se hace vestidos con las pieles y sale a hacer un nuevo viaje por la isla. Descubre en la arena de la playa la huella de un pie más grande que los suyos, se asusta y se mete en su cabaña. Pasó  días asustado y elucubrando de quien podía ser y decidió plantar una nueva línea de árboles para ocultar el lugar donde vivía.
Decide llevar una parte de sus cabras a otro sitio por seguridad y hace un viaje a otra parte de la isla, donde descubre cráneos humanos en la playa. Asustado se vuelve a su cabaña y se prepara para un posible ataque.
Muere su perro. Un día vio varios salvajes en la playa. Cuando se fueron se acercó al lugar y encontró los restos de canibalismo. Otro día escuchó el disparo de un cañón y vio que un barco estaba naufragando. Al día siguiente se acercó y no encontró a nadie con vida. Se trajo un perro que encontró y un par de arcones. Decidió atrapar a un salvaje para tener un esclavo/criado, por lo que a partir de entonces estuvo atento a la llegada de los salvajes a la isla.








Después de mucho tiempo por fin llegan. Uno de los prisioneros que iba a ser comido se escapa y es perseguido por dos caníbales. Robinson va a su encuentro y se deshace de los perseguidores.
Le pone el nombre de Viernes y le enseña su idioma, a comer lo que él come, la religión y otras cosas. Al principio tiene un poco de miedo de su esclavo, pero este termina por hacerle preguntas comprometidas sobre la religión. Viernes le cuenta que en su país vive un grupo de hombres blancos. Robinson vuelve a desconfiar de Viernes cuando este le dice que le gustaría volver su país, aunque posteriormente le aclara que en su compañía, que nunca que le abandonaría.
Construyen una barca con la intención de ir al país de Viernes, pero la llegada de las lluvias les hace esperar. Llegan más caníbales a la isla y al ver Robinson que una de las víctimas era un hombre blanco les atacan y lo liberan. Luego ven que dentro de una de las canoas había un salvaje atado para ser devorado y resulta ser el padre de Viernes, lo que le produjo una gran alegría. Se los llevan a su cabaña.
El prisionero blanco era español. Hablaron de construir un barco para traer a los otros hombres blancos, pero primero tenían que resolver el problema de la alimentación, por lo que aumentaron la plantación de cereales. Cuando se recogió el grano, el español y el padre de Viernes se fueron a por los otros hombres blancos.

Buñuel con Hugo Butler


Días más tarde llegó a la isla una barca con hombres blancos, algunos de los cuales iban atados. Robinson los liberó y resultó ser el capitán de un barco amotinado que estaba cerca. Mataron alguno de los hombres y el resto se rindió y se puso a su disposición.
Robinson cuenta al capitán toda su historia lo que le deja maravillado. Llega una segunda chalupa procedente del barco buscando a  sus compañeros y Robinson y sus amigos, valiéndose de algunos trucos consiguen reducirlos. Al día siguiente van y recuperan el barco con lo que Robinson puede volver a su tierra acompañado de Viernes, dejando en la isla a los cabecillas del motín. Robinson les explica cómo sobrevivir en la isla.
A Buñuel no le preocupa que el "pajarito"
parezca más bien un pollito.

Llega solo a la playa. Es de noche y se sube a un árbol a dormir por miedo a las fieras. A la mañana siguiente abre un huevo de un nido y ve que hay un pollito[3] y lo deja en su sitio. Baja del árbol ve que su barco está encallado y nada hacia él. No encuentra a nadie, salvo un gato. Llega a la playa en una balsa llena de lo que ha cogido del barco. Se le ve de nuevo en el barco recogiendo yesca, pedernal, etc. Ya en la playa no sabe hacer fuego. Ve que un animal sale de la selva y resulta ser el perro Rex.

A la mañana siguiente el barco ha desaparecido. Acumula en la parte alta de la isla una gran cantidad de leña para hacer fuego para el caso de ver algún barco. Se construye un refugio excavando la pared de la montaña. Dispara a un ave y bebe el líquido de un coco.

Empieza a escribir un diario. Se pone enfermo y  delira. Tiene mucha sed y sueña con su padre que no le da agua y le recrimina por no haberle hecho caso y emprender el viaje. Su padre le dice que le perdona, pero que Dios no.






Cuando se cura empieza a leer la Biblia. Se le acaban las galletas y ve que han crecido unas matas de cereales de forma accidental a partir de algunos granos que traería del barco.


Buuel durante el rodaje
de la película







Hace una exploración por la isla para ver las fuentes alimenticias de que dispone.
Ve tierra  a lo lejos y piensa en construir una canoa pero fracasa. Ha construido un corral para las cabras, tiene un papagayo al que ha enseñado a hablar y la gata ha parido y se pregunta dónde está el padre.
Los pájaros intentan comerse la cosecha y hace un espantapájaros con vestido de mujer. Echa de menos hablar con alguien. Celebra los 5 años en la isla bebiendo ron. Ya borracho “oye” cantar a sus excompañeros.
Recoge la cosecha de grano, hace pan, lo cuece al horno, tornea vasijas de cerámica en un torno. La voz en off nos informa que ha mejorado en todas las técnicas. Se siente solo y piensa en cómo salir de la isla.
Pasan los años y el perro muere de viejo. Se siente más solo y va al valle para oír el eco de su voz. Le invaden pesadillas y recurre a la Biblia, pero no le encuentra sentido y acude a la playa a pedir socorro.









Vestido completamente de pieles y con sombrilla va por la playa y se pronto se ve sorprendido por una huella de pie que es más grande que la suya y huye corriendo. Dispersa el rebaño de cabras para que no delate su presencia y esconde al papagayo. Con el catalejo ve que son caníbales.
Por la mañana ve los restos humanos en la playa y siente ganas de matarlos. Piensa en un plan de defensa con diferentes armas; incluso fabrica una bomba. Pero después piensa que no es Dios para acabar con sus vidas.

Guión del la película


Otro día ve fuego a lo lejos. Son de nuevo los caníbales en la playa. Una de las víctimas escapa y dos caníbales le persiguen. Robinson va a su encuentro a través de la selva. Mata a uno de los perseguidores y al otro lo deja inconsciente. Llama al prisionero, pero en principio le tiene miedo. Cuando acude se arrodilla en su presencia y al ver que su perseguidor recobra el conocimiento le quita el sable a Robinson y lo mata.
Después de enterrar a los dos muertos se lo lleva a su casa y le pone de nombre Viernes. Le da pan para comer pero lo escupe. Robinson tiene miedo de que le pueda atacar.
Al día siguiente los caníbales se han ido. Como no se fía de Viernes, no le deja ningún arma. Le enseña a ayudarle y el idioma. Un día le dice a Robinson que le gustaría volver a su país y esto hace que aumente más su desconfianza hasta el punto de poner una puerta de separación entre ambos.
Una vez entra en su cámara para coger su pipa para fumar y Robinson le pone grilletes en los pies. Como aumenta su desconfianza, un día le dice que sería mejor que se fuera a su tierra y Viernes le responde que prefiere que lo mate antes que mandarlo lejos.
Al ver su lealtad, recobra la confianza en él y le dice que nunca le abandonará. Le deja una escopeta, pesca para él, construyen una barca. Un día Viernes ve unas monedas de oro que le gustan mucho y Robinson se las da. Aquel se hace un collar con las monedas y se pone un vestido de mujer. Robinson le hace que se lo quite. Junto a Viernes, Robinson pasa los años más felices de su estancia en la isla.
Robinson le lee la Biblia y Viernes le hace preguntas comprometedoras: ¿Por qué Dios no acaba con el diablo?, ¿Si Dios deja que el diablo nos tiente, por qué se enfada cuando pecamos?
Después de 28 años en la isla, decide construir un bote que los lleve lejos.
Un día que Robinson iba de paseo por la isla, aparece un caníbal que iba a matarlo por la espalda, pero Viernes lo evita. Luego ven que en la playa hay más.



Días más tarde oyen disparos en la playa. Se acercan y ven que unos hombres blancos han llegado con prisioneros. Atan a estos y los dejan bajo la vigilancia de dos hombres. El resto de compañeros se adentra en la isla. Robinson desata a los prisioneros y tras enterarse del motín que les ha llevado a esa situación, se ofrece para ayudarles si le llevan a Inglaterra y acepta.
Viernes, simulando ser un indígena, acude a los  otros marineros con su collar de oro y una cesta de fruta como un presente.  Los marineros al ver el oro que lleva Viernes le piden que los lleve a donde hay más oro y este los lleva hasta la cabaña de Robinson, donde son sorprendidos y atrapados.
Robinson se viste con sus mejores ropas, recoge su dinero y echa una última ojeada a su alrededor. Deja a los amotinados en su cabaña y él sube al bote con Viernes en dirección al barco, mientras se oyen los ladridos de un perro.
Llega a Inglaterra donde todos le habían dado por muerto. Apenas tenía dinero y se fue a Lisboa, donde a través de su antiguo amigo capitán de barco consiguió que se le reconocieran sus propiedades en Brasil y recuperar el dinero que habían producido durante esos años, con lo que se vio con una gran fortuna.
Regresó a Inglaterra por tierra y tras un viaje con algunos problemas consiguió llegar y allí vivió durante un tiempo, donde llegó a casarse. (Fin de la primera parte de la novela)


Antes de señalar las principales diferencias entre la novela original y la adaptación que hicieron Luis Buñuel y Hugo Butler, con la colaboración de Luis Alcoriza, hay que decir, que en la novela se tratan muchas más cuestiones que en la película, porque el género novelístico lo permite. Intentar reflejar todo lo que cuenta la novela en celuloide hubiera dado para una serie de televisión. Lo que no quita para que la película pueda expresar, a través de sus imágenes, el sentimiento de soledad de Robinson mucho mejor que la novela. Aclarado esto, las diferencias más destacadas son:
Viernes le hace preguntas sobre religión, que
Robinson no sabe responder
·         Se ha eliminado por completo la parte anterior al naufragio de Robinson y la parte final del libro, cuando llega a Londres y los acontecimientos posteriores. La película se desarrolla por completo en la isla.
·         En la película se han eliminado todos los procesos de aprendizaje de Robinson: haciendo la balsa, aprendiendo a hacer cestos, cerámica, etc. En la novela, incluso señala en  muchos casos el tiempo que le lleva la realización de algunos de los trabajos. En la película se ve siempre el objeto ya conseguido, obviando el proceso: la balsa ya construida, las cabras en su corral, la cerámica en el torno, etc. Por ejemplo, la novela le da mucha importancia al hecho de construirse una pipa para fumar. En la película aparecen dos pipas que por su aspecto deben haber sido descargadas del barco.
·         La parte final de la estancia de Robinson en la isla está bastante reducida en la película. Se elimina el pasaje del otro barco naufragado, del español que es rescatado de los caníbales, del padre de Viernes, así como toda referencia al resto de hombres blancos en el país de aquel.
·         La película resalta mucho más el sentimiento de soledad de Robinson, añadiendo incluso alguna escena que no está en la película, como cuando va al valle para oír el eco de su voz.
·         En la novela hay momentos en los que Robinson se encuentra feliz en la isla, cosa que no ocurre en la película.
·         Buñuel va un paso más allá que la novela en el tema de la religión. En la novela, Viernes le pregunta a Robinson ¿Por qué Dios no acaba con el diablo? Y en la película, Buñuel añade una pregunta más: ¿Si Dios deja que el diablo nos tiente, por qué se enfada cuando pecamos?
·         En la novela el perro pertenece al segundo naufragio, mientras que en la película pertenece al mismo barco que Robinson.
·         Hay algunos detalles de su amor por los animales en la película: el huevo que abre y cuando ve que hay una cría de pájaro lo deja en su sitio. La escena de los insectos también. Por cierto, en ambos planos, las manos que aparecen son las de Luis Buñuel.
Robinson ante la montaña, quejándose de
su soledad
·         Buñuel introduce algún toque de misterio en la película, al dejar el tema sin explicación: la gata ha parido y Robinson se pregunta dónde está el padre. Por cierto, al principio de la película era gato: Sam.
En cuanto al pensamiento de uno y de otro también hay diferencias. Mientras que el personaje de Defoe se preocupa sobre todo de almacenar todo lo que puede, el de Buñuel ve su inutilidad al comprobar que no sabe encender un fuego, aunque quizás lo más interesante de la adaptación cinematográfica sean las relaciones entre Robinson y Viernes. En la novela el tema se trataba desde el prisma de la mentalidad del colonizador, quien ve al otro como objeto para ser destruido o asimilado. La relación de Robinson con Viernes cuando salen de la isla son las de amo y criado. Buñuel viene a subvertir esta perspectiva. En su interpretación, y con el humor buñueliano, vemos lo irrisorio de la pretendida superioridad del colonizador y de su intento de asimilar al otro como objeto. [4]
Para leer el análisis de Robinson Crusoe


[1] La edición utilizada aquí es Random House Mondadori, S. A., 2006, con traducción de Julio Cortázar. La edición incluye las dos partes de la novela.
[2] J.J.R., en: Emilio García Riera : Historia documental del cine mexicano, V. Pág.: 66
[3] Tiene todo el aspecto de un pollito. A Buñuel nunca le han preocupado ciertas “incongruencias”.
[4] Víctor Fuentes: Buñuel en México. Instituto de Estudios Turolenses, 1993, Pág.: 96

No hay comentarios:

Publicar un comentario