domingo, 22 de febrero de 2015

Viridiana del guion al film

Buñuel presentó su primera versión del guion para su aprobación el 7 de diciembre de 1960. Fue rechazado y se modificó. La nueva versión fue presentada al mes siguiente y aprobada el 20 de enero de 1961 con algunas recomendaciones a tener en cuenta durante el rodaje. El guion que he manejado para este post es el 2º, el aprobado por la Censura, ya que es el único publicado[1], pero tenemos que tener en cuenta que Buñuel rodó la película con el primero que presentó.
El guion publicado está dividido en 223 planos, mientras que la película finalizada consta de 368.
"A diferencia de lo que había sido usual en los guiones que construyera en México a finales de los cuarenta y principio de los cincuenta, para los que daba un pormenorizado desglose de planos que apenas alteraba durante el rodaje y que seguía cuidadosamente durante el montaje, en el guion técnico de Viridiana se aprecia un desglose de planos más generalista, menos exhaustivo. Un découpage en el que estableció, normalmente mediante planos generales muy largos, las unidades dramáticas esenciales. A este primer esbozo de planificación, Buñuel añadió después, durante la preparación del rodaje o en el desarrollo mismo, algunos planos nuevos, medios o de detalle y durante la fase de montaje estos se combinaron con lo inicialmente previsto, como insertos que tenían la finalidad de clarificar o puntualizar las acciones o las emociones."[2]
El nº de los planos que se mencionan se refieren al guion publicado por la editorial Alma-Plot.
El análisis de las diferencias que hay entre el guion y la película lo hemos dividido  en varios apartados:
1-Planos eliminados:
Entre las diferentes transformaciones que se han realizado con respecto al guion original destacan la eliminación de los siguientes planos:
·       Los primeros 11 planos que sirven para presentarnos a don Jaime, Ramona y su hija y descripción de la casa.
·       3-15: Describe la celda de Viridiana en el convento.
·       19-20: Rita jugando.
·       26-27: Descripción del paisaje
·       35: Después de salvar a la abeja, esta le pica a don Jaime y Viridiana le saca el aguijón.
·       67: Rita con el perro se acerca a la casa.
·       70: Rita entra en la casa.
·       78: D. Jaime del pasillo a su habitación
·       79: Descriptivo del paisaje
·       81: D. Jaime por el pasillo
·       91: Autobús por la calle del pueblo.
Buñuel añadió más protagonismo  a la
cuerda en la película
de la que estaba  prevista en el guion
·       93: Le comunican al alcalde el suicidio de don Jaime.
·       104: Exterior: diálogo entre la madre superiora y Ramona.
·       119: Cuando los mendigos entran a la casa, Viridiana se queda hablando con Jorge y Lucía.
·       132: Entre Enedina y D. Amalio, el ciego.
·       133: Exterior: Jorge camino de la habitación de Viridiana.
·       152: Jorge ve alejarse a Viridiana.
·       177: Algunos mendigos beben en la bodega de la casa.
·       190: El Cojo en la mesa.
·       218: Trabajadores en el exterior de la casa.
De entre todas las anteriores supresiones destacan los 11 primeros planos. Del 1 al 4 iban con los títulos de crédito. Buñuel utilizaba los 11 planos para mostrar la relación entre Ramona y don Jaime y la descripción de las distintas dependencias de la casa.
Sánchez-Biosca acierta cuando afirma que "Los planos del inicio de la película que fueron desechados por Buñuel en la fase de montaje otorgaban un protagonismo mayor al personaje masculino, definiendo su entorno y anunciando los rasgos principales de su carácter (soledad, ensoñación, hosquedad). Si Buñuel tomó la decisión de iniciar su filme en el plano 12 del guion original, que se abre en el claustro del convento, es precisamente para conferir un protagonismo, por una parte a Viridiana y, por otra, para inscribir la película en la atmósfera  religiosa que será determinante, cuando menos para la primera parte de la misma."[3]
Buñuel "humanizó" más a la
protagonista en la película
Todos los demás planos eliminados tienen el mismo carácter descriptivo y al eliminarlos Buñuel pretendía mejorar el ritmo de la película y la decisión fue acertada. Tenemos que recordar aquí unas declaraciones de Silvia Pinal: "Antes de ir al Festival estuvimos viendo la película los tres, Paco Rabal, Fernando y yo con don Luis después de que ya estaba lista y nos preguntó qué opinábamos, y le dijimos Paco y yo…que nos parecía un poco larga, […] que la parte de Fernando y la mía, era lenta. Y dice Buñuel "Sí, yo también lo siento. Bueno voy a ver qué hago". Le cortó poquísimo, me parece que fueron dos minutos o una cosa así."[4]

Para conseguir una mayor fluidez Buñuel eliminó algunos de estos planos y también acortó otros eliminando partes no esenciales, como ocurrió, por ejemplo, con los planos:
17: Elimina la parte en que Viridiana se retira a su habitación a descansar cuando llega a la finca.
211: Elimina el diálogo entre Jorge y el lacerado cuando aquel está atado.
Plano totalmente cambiado, para darle
una nota más erótica
214-17: Se suprime la primera parte en que Ramona le sirve una taza de té a Viridiana. En la conversación que mantienen Viridiana justifica la acción de los mendigos por la miseria. Buñuel, igual que hizo con el ciego de Los olvidados, no considera que los mendigos tengan que ser buenos, al contrario.
221: No se ve a Rita sacar la corona de espinas de la habitación de Viridiana.
2- Cambios: Antes de analizar los cambios que introdujo Buñuel hay que resaltar que en conjunto, el realizador fue bastante fiel al guion, tanto en los diálogos como en todo lo demás. Como es lógico aquí solo vamos a resaltar los cambios más interesantes para el resultado final de la película:
Guion
Película
Motivo
·       17: Es Rita la que cuelga en el árbol su cuerda de saltar.
La cuelga D. Jaime.

Reforzar la línea de la cuerda de Rita a lo largo del filme.
·       Plano 21: Se presenta a don Jaime tocando el armonio con sus manos.
Se presenta a don Jaime tocando el armonio, pero partiendo de sus pies y subiendo la cámara hasta las manos.
Fetichismo de los pies, tan típico de Buñuel.
·       Plano 22: Habitación de Viridiana. Ramona intenta hacerle la cama, pero Viridiana le dice que no hace falta.
Viridiana está sola en su habitación desvistiéndose. Se quita sus medias negras y muestra sus muslos.
Erotismo buñueliano: Una mujer con una "chemisse" negra, con encaje, medias con ligas y zapatos de tacón alto, resulta más erótica que una mujer desnuda. El desnudo total generalmente es puro, no erótico.[5]
·       95-100: Vuelve Viridiana a la finca cuando su tío se ha suicidado. No se ve cómo. D. Jaime está en el suelo.
Se ve a don Jaime colgado con la cuerda de Rita. Se ven sus pies y luego la cuerda.
Reforzar la línea de la cuerda de Rita, aparte del fetichismo del pie.
·       118: Llega Viridiana a la finca con los mendigos. El cojo se marcha y le pide limosna a Viridiana que le dice: "A la fuerza nada"
Sí le da limosna.
Buñuel: Si veo a un pobre hombre que me conmueve, le doy cinco pesos. Si no me conmueve, si me parece antipático, no le doy nada. [6]
El cambio es más coherente con la actitud de Viridiana.
·       130: El diálogo en el guion es más suave:
-D. Amalio: Quiero hablarte de una cosa pa luego de cenar.
-D. Amalio: Entonces te hablaré mañana, pasmá.

-Esta noche iré a buscarte Enedina.

-Entonces te agarro mañana en el campo.
Mayor crudeza en la escena
·       137: Refugio dice que tiene otro hijo, pero que se le perdió en una función.
Este trozo de texto falta
Es posible que tenga que ver con el montaje paralelo en la escena del ángelus con lo dice Refugio en sus dos primeros planos.
·       155: Lucía llora cuando se da cuenta de que Jorge está enamorada de su "prima" y Jorge le acaricia el pelo
Ni llora, ni le pasa la mano. Jorge sigue mirando las cosas de su tío: el reloj, la navaja, etc.
Reforzar el cinismo de Jorge.
·       157-159: Al rezo de Viridiana, le responden los mendigos en grupo. No hay montaje alterno, salvo un corte al principio. Se ve a Jorge acercarse al grupo rezando.
Hay un montaje paralelo entre el rezo de los mendigos y el trabajo de los obreros.
Las respuestas a Viridiana a veces las hace el grupo y a veces se ven planos individuales de los mendigos. No aparece Jorge.
Para reforzar el ataque a la religión. El cambio se produjo en la sala de montaje. (1) Para ver lo que pretendía, consultar mi post: Luis Buñuel y "El ángelus" de Millet
·       170-73: El lacerado recoge flores por el campo.
Coge una paloma.
Para sacar las plumas en la escena de la cena.
·       187: La escena de la orgía-cena no contiene la "foto" de Enedina ni la "Última cena".
Es más larga y tiene bastantes modificaciones. Incluye la escena de la "foto" de Enedina.
Ver apartado "añadidos".
·       199: El ciego se enfada porque le dicen que Enedina está bailando con otro y empieza a dar bastonazos en la mesa.
Don Amalio se enfada porque le dicen que "La Enedina y el Paco andan buscando setas debajo del sofá."
Reforzar la crudeza.
·       219: Viridiana en su habitación: llora, besa la cruz y sale.
Viridiana se mira al espejo, se arregla el pelo y sale.
Mostrar el giro de Viridiana como ser humano.
·       222: La corona de espinas ardiendo está antes de la última escena.
Se inserta una vez comenzada la última escena en la que están Jorge y Ramona en la habitación y exactamente después de que esta le muerda la mano a Jorge.
No es casualidad que inserte el plano después de que Ramona le muerda la mano a Jorge, ya que indica la relación que hay entre ellos.

Esta escena fue totalmente
cambiada durante el montaje

(1) Pedro del Rey, el montador comenta: “En cuanto al Ángelus, efectivamente, se habían rodado unos planos de las obras en la casa, pero la secuencia del Ángelus iba aparte. En­tonces se produjo una de esas genialidades que solo tienen los genios. De pronto Buñuel me paró la moviola y me dijo: «¿A usted qué le parecería combinar una cosa con otra? "El Ángel del señor". Corta y pasa usted a la criba». Entonces cuando entraba el sonido del Ángelus yo lo bajaba de volumen para ir haciendo una separación de sonidos y así es como nació el Án­gelus de Viridiana.”[7]
Y su ayudante Carmen Frías dice: “como él tenía muy claro el sentido que quería darle a la secuencia del Ángelus, se metió él directamente en la movio­la, y la hizo de la siguiente manera:
-Viridiana y mendigos: «El Ángel del Señor...» . Obreros: golpe de paleta -«Plas» .
-Viridiana y mendigos: «...anunció a María...».
-Obreros: «Cataplás». Otro golpetazo.
-Viridiana y mendigos: «...y concibió por obra...». . Obreros: más golpes.
Plano no previsto en el guion: más
fetichismo del pie
Y así toda la secuencia. Después yo, pensando, pensan­do, me di cuenta de que quizá, era la secuencia más anticleri­cal de la película, junto con la cena de los mendigos. Y claro, Buñuel, que era sobre todo un transgresor, como lo demuestra su obra, le preocupaba que la secuencia tuviera los elementos (rezos-golpes) colocados de la forma que sirviera con más cla­ridad al concepto transgresor y anticlerical que él tenía.[8]
3- Añadidos:
Son las improvisaciones de última hora, que no suelen ser muy frecuentes en Buñuel. Destacamos:
37: Añade a don Jaime probándose el zapato de su mujer: Fetichismo del pie.
75: D. Jaime besa a Viridiana cuando está inconsciente y le desabrocha la parte superior del vestido, apoyando su rostro sobre los senos: Reforzar el erotismo.
El plano del crucifijo-navaja, que se lo mostraron durante el rodaje. Ver mi post: Navaja-crucifijo o crucifijo-navaja.
Plano improvisado durante el rodaje
de la película
El plano de la "Ultima cena". No fue una decisión de última hora: Entonces él me dio un dibujo y me dijo: “Conchita, esto es una cosa que se me ha ocurrido y vamos a rodarla, a ver cómo queda”. Y yo pensé: “¡Cómo es! Esto lo lleva pensando un mes, lo tiene ahí guardadito, calculándolo, y a mí, que no necesitaba ninguna explicación, me dice: “Esto es una cosa que se me ha ocurrido ahora”...O sea que el hecho de que aquello fuera una representación de la Última Cena no estaba en el guion; en el guion había unos mendigos, pero no se hacía ninguna referencia a iconos religiosos, ni se decía que estuvieran colocados así...[9]
Buñuel quiso agudizar su crítica religiosa y por eso cambió el montaje de la escena. Para un análisis detallado ver mi post: La secuencia de la última cena de Viridiana: su previsión y rodaje.
Ahora que ya hemos visto el grueso de los cambios entre guion y película, es el momento de recordar las recomendaciones que la Censura le puso a Buñuel para el rodaje de la película:

Había una "foto" en el guion, pero no
tiene nada que ver con la de la del filme
1º- La película deberá ser realizada cobre le 2ª versión del guion presentado en esta Dirección General.
2º- No deberán cargarse las tintas en las relaciones de Jorge y Ramona ya que esta se muestra enamorada del primero, habiendo una escena en la que se sugiere que la mujer y Jorge se entregan ... la sugerencia puede ser luego muy fuerte y habrá que cuidarla en el rodaje.
3º- La Superiora sigue mandando en virtud de un voto de obediencia "que va a hacer" VIRIDIANA. Esto no es procedente ye que no habiendo hecho voto alguno no está obligada. En consecuencia, debe de suprimirse este pasaje.
La Superiora es de un "antipático subido" que no tiene justificación alguna en la trama "mandona", Te mando, la exijo ... te dejo... Y cuando le pide perdón VIRIDIANA, se marcha sin contestarle. Se deben suprimir las frases señaladas en los fols. 57-58.
La lucha de ENEDINA con el MENDIGO 1º debe realizarse con la debida discreción.
La lucha del cojo contra Viridiana, con la misma sensual intención tam­bién puede resultar en las imágenes muy cruda ... Debe pues rodarse con discreción para que no ofrezca reparos ante la película ya realizada.
Las recomendaciones
para el rodaje
Finalmente, una vez que VIRIDIANA desiste de volver al convento, se deben evitar los planos que la presente visualmente cono religiosa. Es una piadosa extravagante .. Así no debe presentarse en su cuarto con algunos de dos símbolos piadosos que la presentaron al llegar del convento, Cruz de madera, devocionario religioso, etc. Esos símbolos, pues, deben evitarse... También el quemar, no la corona, sino la cuerda de la niña.

Hago este recordatorio para señalar que Buñuel no respetó las recomendaciones que se le hacían. Ya hemos indicado que Buñuel rodó con su primer guion en la mano. Ninguna de las recomendaciones se respetaron. Tal y como señala Amparo Martínez Herranz: "Lo más interesante del caso es que la mayoría de los elementos suprimidos en esta última versión del guion, sí que se rodaron y pasaron a integrarse en el montaje final de Viridiana. Es decir, que Buñuel no hizo constar todo lo que pensaba filmar para evitar nuevas intervenciones de la censura, aunque su intención siempre fue que dichos elementos figurasen en la película, ya que en la mayor parte de los casos contribuían a determinar o enriquecer el significado completo de una secuencia e incluso a dar sentido a la toda la historia. Por ese motivo Buñuel trabajó sobre el plató con los dos guiones técnicos que había redactado: la versión que había entregado en diciembre de 1960 en la que estaban contenidos todos los detalles que luego omitiría para esquivar las iras de la censura y la segunda versión del guion técnico, modifica­da en enero 1961, en la que constaban los cambios y nuevos planos que había tenido que hacer, entre ellos la modifi­cación del final que Buñuel sustituyó por una sugerente partida de cartas a tres manos entre Jorge, Viridiana y la criada Ramona.[10]

La última escena, según la primera versión del guión que se conserva, se desarrollaba así:
Int. Recámara de Don Jaime. Noche.
Close Up.
Este plano indica las relaciones que
hay entre Jorge y Ramona...
Jorge, que termina de lavarse las manos y los brazos, se los está secando con una toalla. Oye el golpear suave y breve de unos nudillos en la puerta y va a abrir. Frente a él está Viridiana. Su expresión es extraña, aparentemente de gran calma, pero dejando transparentar una gran agitación interior. Jorge ha quedado atónito al verla.
Jorge: ¿Ocurre algo?
Ella no responde. Intenta mirarle a los ojos, pero vencida vuelve a bajarlos
Jorge: ¿Quería hablarme? ¿En qué puedo servirla?
Jorge intenta penetrar las intenciones de la muchacha. Es inútil. No comprende nada.
Viridiana entonces y por fin lo mira a los ojos suplicante, como pidiendo comprensión y perdón.
La concentrada expresión de Jorge se distiende. Hace tiempo que la quiere.
Se siente de pronto profundamente conmovido. Intuye el valor casi heroico de aquel carácter extraño. La sonríe con ternura y le pone sus manos en los hombros. La atrae dulcemente hacia sí y la hace pasar.[11]

Efectivamente, Buñuel rodó los dos finales, pues no estaba muy seguro de cual utilizar. Tenemos dos opiniones al respecto:
Margarita Lozano dice que “el final se rodó de dos formas distintas. En la primera yo me iba por el pasillo. En la otra, me quedaba jugando a las cartas. Él le preguntaba al equipo que cuál les gustaba más, y siempre le decían: «Ay don Luis, don Luis, el de las cartas...»”[12]
...Inmediatamente Buñuel pone detrás
la corona de espinas ardiendo
Concha Hidalgo, script, recuerda: “Rodamos dos finales. Y estuvimos en montaje discutiendo qué final se ponía para ir a Cannes horas antes de llevar la película a Francia.[...] Estábamos todo el equipo allí, que yo recuerde […]Había algunos que creíamos que debía ir el otro final, el original, pero él sabía perfectamente lo que quería.”[13]
Otros aspectos que sufrieron cambios entre el guion y la película tienen por finalidad el reducir costos. En el guion estaba previsto utilizar dos coches en vez de uno y en el primer guion que se presentó estaba previsto ambientar la película entre los años 1920  y 1930.

Como curiosidad señalar que hay una incongruencia en la película que no se presenta en el guion. En el plano 24 Ramona le informa a D. Jaime que Viridiana ha sacado de su maleta una cruz de madera. Pero vemos a Viridiana sacar esa cruz después de que Ramona haya dejado de mirar por el ojo de la cerradura. En el guion no hay ese problema porque Ramona no le dice nada de la cruz.

En la primera versión del guion que se
presentó, la película terminaba aquí.
Resumiendo podemos concluir diciendo que Buñuel fue coherente consigo mismo. Al disponer de plena libertad rodó lo que quería rodar y las modificaciones que introdujo tuvieron dos finalidades:
·       Mejorar el ritmo de la película.
·       Dotar al filme de mayor fuerza y claridad en sus intenciones. No quería que le pasara lo mismo que con Nazarín que fue bien vista por la Iglesia.
Otras páginas de este blog dedicadas a Viridiana:


[1] Luis Buñuel y Julio Alejandro: Viridiana, Alma-Plot, 1995
[2] Amparo Martínez Herranz: El proceso creativo, en: Amparo Martínez Herranz (Coord.) “La España de Viridiana”, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013, pág. 308
[3] Vicente Sánchez-Biosca: Viridiana. Paidós, 1999, Pág.: 37
[4] Silvia Pinal en: Amparo Martínez Herranz (Coord.) “La España de Viridiana”, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013, págs. 452-4
[5] Tomás Pérez Turrent y José de la Colina: Buñuel por Buñuel. Plot, 1993, Pág. 60
[6] Tomás Pérez Turrent y José de la Colina: Buñuel por Buñuel. Plot, 1993, Pág.:117
[7] ] Entrevista a Pedro del Rey en: Amparo Martínez Herranz (Coord.) “La España de Viridiana”, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013, pág. 517
[8] Carmen Frías en: En torno a Buñuel, Cuadernos de la Academia, nº 7-8, págs. 226-27 (fue ayudante de montaje)
[9] Conchita Hidalgo : En torno a Buñuel. Cuadernos de la Academia, nº 7-8, 2000, Pág. 266
[10] Amparo Martínez Herranz: El proceso creativo, en: Amparo Martínez Herranz (Coord.) “La España de Viridiana”, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013, pág. 297
[11] Ramón Navarrete-Galiano: Viridiana: pervivencia del surrealismo subversivo en la narrativa buñuelesca,
Doxa.comunicación, nº 11, pág. 164-5
[12] Margarita Lozano en: En torno a Buñuel, Cuadernos de la Academia, nº 7-8, 2000, pág. 328
[13] Entrevista a Concha Hidalgo, en: Amparo Martínez Herranz (Coord.) “La España de Viridiana”, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013, pág. 495

No hay comentarios:

Publicar un comentario