domingo, 23 de noviembre de 2014

La adaptación cinematográfica de La muerte en este jardín (La mort en ce jardin, 1956)

 La muerte en este jardín (La mort en ce jardin, 1956), parte de la novela del mismo título que José-André Lacour escribió en 1954[1]. Buñuel no quedó muy satisfecho con los resultados de esta película. Sabemos por sus declaraciones que hubo muchos problemas a la hora de confeccionar el guion, y que fue modificado en diferentes ocasiones ante la presión del coproductor francés.

Las diferencias más significativas entre novela y filme, que es de lo que trata este post, se encuentran al principio y final de la película. La película cuenta al comienzo el origen del motín, cosa que no hace la novela y al final, después de localizar el avión, cada obra va por su lado.

Como es habitual, en la película se han eliminado algunos de los personajes. En general se han conservado sus nombres, menos:
Novela
Película
Chark
Shark
Capitán Corazón
Capitán Ferrero
Padre Strauben
Padre Lizardi
Zotchenko
Chenko

El argumento de ambas obras es el siguiente:
Novela
Película



José-André Lacour
















La llegada de Shark y el gesto que le
hace a los soldados

La película se inicia con unos planos de los trabajadores en sus yacimientos diamantíferos. Llegan unos soldados que les leen un decreto del gobierno, por el cual el Estado se adjudica la propiedad de los yacimientos y les requisa sus materiales de trabajo.
Los trabajadores cogen sus armas y deciden ir a ver al capitán Ferrero para protestar. Para poder hacerlo primero tienen que dejar sus armas, algo a lo que no están dispuestos. Entonces el capitán ordena al teniente que dispare a los trabajadores. Los soldados disparan al aire y los trabajadores se van. Al mismo tiempo se acerca un hombre andando, Shark, al que no le preocupa lo que está pasando.
Interior de una taberna, donde Shark está bebiendo, al tiempo que los trabajadores debaten lo que van a hacer, pues no están conformes con perder sus yacimientos. Entra el padre Lizardi que les advierte que si se enfrentan a los militares puede haber una matanza, pero los trabajadores lo echan. Shark pregunta por una habitación, pero le dicen que allí no hay y le indican donde puede encontrar una.
Shark llega al lugar indicado y como no contesta nadie se mete en la habitación y se acuesta. Al despertar encuentra a su lado a Djin, la dueña de la casa y que ejerce como prostituta. Tras indicarle que tiene mucho dinero, en una cartera pegada al pecho, hacen el amor. Más tarde entra el capitán Ferrero con unos soldados y le detiene, quitándole el dinero. Shark se despide de Djin amenazándola por soplona.
Interior del cuartel en Cuchazu. Dos soldados juegan a las cartas y otro, el cabo Boliviano, está esposado. Ha sido detenido por haber estado buscando diamantes en los yacimientos.
En otra estancia el capitán Corazón dice a los otros oficiales que hay que imponerle la máxima condena para que sirva de ejemplo a los prospectores y ordena a los soldados que se lo lleven a la cárcel.

Shark es golpeado por no arrodillarse



En la prisión también está Chark, que no se encuentra muy bien y que había sido detenido el día anterior por borracho, precisamente por el cabo Boliviano. Viene el padre Strauben a ver al cabo y Chark aprovecha que la puerta está abierta para escapar.
Va al bar, donde se emborracha y se pone a pensar en su pasado: la prisión, su familia muerta en Hamburgo durante la guerra y en su capitán Schnabel. Al salir de prisión había intentado colaborar en una organización antijudía y como había fallado en el encargo de matar a un judío, se había venido a Sudamérica con la intención de seguir colaborando mediante el envío de dinero a la organización, pero últimamente las cosas habían ido mal y por eso se había venido a Cuchazu.

Por la noche, el capitán Corazón decide fusilar al cabo Boliviano. Los soldados llevan al condenado a redoble del tambor. Acude mucha gente y durante el fusilamiento del cabo, una bala rebota y mata a un niño y se produce un motín. Muere bastante gente y Chark piensa que le gustaría que se armase una revolución.
Se va al bar, pero antes de entrar, desde el cuartel le reconocen y empiezan a disparar contra el bar. El dueño decide echarle para que no le destrocen el local, pero antes de irse, Chark le quita el revólver y se va hacia el cuartel por el lateral. Le sigue el judío Goldberg que le enseña un pasadizo que lleva al sótano donde está el combustible y las municiones. Este le ayuda porque quiere que Chark lo vea como a un ser humano igual que él, pero este prende fuego sin importarle si el judío tiene tiempo de salir o no.
Castin vuelve a su casa, donde tiene una hija de 11 años, sordomuda, y oye la explosión. Quiere irse a casa de Djin, una prostituta, aunque le da miedo dejar a su hija sola.

Más tarde llegan unos 300 soldados y el motín termina. El padre Strauben cuida del capitán Corazón, de Goldberg y de un soldado que están heridos, pero este último fallece. El padre decide ir al cuartel para informar a los oficiales de sus heridos, pero al llegar se entera de que han puesto precio, 10.000 pesos, a la cabeza de Chark, Castin, Goldberg como responsables del motín, y al capitán Corazón por fusilar al cabo.

El padre se retira sin decir nada y decide ir a avisar a Castin. En su casa no estaba, pero su hija le indicó que estaba en casa de Djin tocando la flauta. Por el camino oye a los soldados leer el bando de búsqueda de los culpables. Cuando llega le cuenta a Castin la situación. Al poco llaman pidiendo que salga Castin, pero el que aparece es el cura y al pensar que es él el que está con la prostituta no siguen buscando.
El padre se va al sótano de la iglesia, donde están los heridos. Cuando sale se encuentra con Djin en la iglesia, que le informa que los soldados van a registrarlo todo. Castin se ha ido al río y su hija está con ella.
Djin vuelve a su casa y poco después entra el ruso Zotchenko y se acuesta con ella. Hablando con ella del incidente del padre Strauben deduce que ha sido por ayudar a uno de los fugitivos y va a ver al cura diciéndole que quiere ayudarle. Ha venido a Cuchazu en busca de seringueiros y los fugitivos le pueden servir. Zotchenko llega a la noche con un camión, al que suben el capitán Corazón, Goldberg, el padre, Djin, Castin y su hija María.








Zotchenko los lleva a su barco y parten. Llegan a lugar donde tiene que hacer una entrega a su amigo Volodia. El ruso baja pero no encuentra a su amigo. El que aparece es Chark, que le informa de la muerte de su amigo. Este sube al barco y se acercan a la ciudad de Porfirio donde baja el padre Strauben. Después se dan cuenta de que hay una epidemia de peste en la ciudad. El padre es herido y Chark lo coge para volverlo al barco, pero Zotchenko se niega a que suba por temor a contagiarse de la peste, pero Chark no le hace caso y ante la amenaza del ruso con el revólver lo mata.



A causa del mal tiempo, bajan a tierra, pues piensan partir al día siguiente. Cuando llega la mañana ven que el barco ha desaparecido. Permanecen en Porfirio, ciudad apestada, sin saber qué hacer. Chark está pensando en irse solo, pues cree que los otros no lo quieren a su lado por ser un criminal y los demás confían en que él les saque de allí. Cuando por fin se aclara todo, Chark propone ir en busca de un avión que se estrelló en la jungla y que llevaba un millón de dólares.
Pasan los días, 23 para ser más exacto y hace tres que abandonaron la jungla y entrado en el Serrado, terreno montañoso. Llevan 24 horas sin comer nada y sus ropas ya están destrozadas. La novela se dedica a narrar el pensamiento de algunos de los componentes del grupo. Castin piensa en comprarse un gran frigorífico y vivir en los Estados Unidos. Djin está enamorada de Chark y le gustaría decírselo. Goldberg desea que Chark le considere como un ser humano igual a los demás. El capitán Corazón se cree el cabo Boliviano. El padre Strauben llora porque cree que Dios no le quiere y Goldberg que le ve llorar intenta hacerle pensar en otra cosa contándole su vida. Cómo quería ser escritor, su fracaso, el abandono por parte de su novia y la venida a Cuchazu para encontrarse a sí mismo.
Chark les ha estado oyendo y comprende que Goldberg es un ser humano como los demás. Quisiera decírselo a Goldberg, se acerca a donde está él, pero aunque no se atreva decirle nada, Goldberg comprende y se le llenan los ojos de lágrimas.
Siguen caminando por el serrado y cuando llegan de nuevo al borde de la jungla ven el muro de una ciudad. No hay nadie en su interior, ni comida, aunque al fondo se encuentra el avión estrellado y el oro en barras. Ante la falta de alimento, Castin tritura huesos de los cadáveres del avión y se los come. Los otros le imitan, excepto el padre. María muere y como el suelo es muy duro para poder enterrarla, le hacen un mausoleo con piedras y encima ponen los lingotes de oro.

Salen de la ciudad, ven un cóndor y cuando van a dispararle ven que el capitán Corazón, que lleva el rifle, no está. Chark, que sospecha lo que ocurre, vuelve corriendo a la ciudad. Se encuentra al capitán junto al mausoleo de María, con esta fuera y a punto de hincarle el diente. A continuación llegan los demás. El capitán dispara y mata Castin y hiere a Chark. Después persigue a los otros hiriendo también a Goldberg. Consiguen despistarlo y volver a la ciudad mientras el capitán Corazón se aleja. Chark llama a Goldberg y le confiesa su pasado y le explica que no quiso matarle durante la explosión del cuartel y este le consuela y le dice que necesitaba el amor de los otros. Chark muere, Djin le llora y el padre Strauben reza y dice que todo estaba decidido desde el principio.
Llega a la localidad el barco de Chenko. En el cuartel el capitán Ferrero, que quiere quedarse con el dinero, interroga a Shark sobre la procedencia de este y le acusa de haberlo robado en un banco. Chenko le reconoce como el autor del robo. Se llevan a Shark al calabozo y el capitán y Chenko se quedan hablando de sus negocios.
Exterior. Llega un camión conducido por los soldados con los materiales de trabajo confiscados a los trabajadores y estos lo asaltan y se producen heridos y algunos muertos. Los soldados se llevan preso a un herido.
Interior de la casa de Castin que toca un pequeño acordeón. Su hija María, una joven sordomuda, hace las tareas de la casa. Su padre le dice que se van a Francia y que es posible que les acompañe una mujer. Se refiere a Djin.
Interior de la casa de Djin. Esta habla con Chenko y le dice que no está conforme con el reparto que hace el capitán Ferrero. Llega Alberto, un trabajador amigo de Castin, que le dice a Djin que Castin quiere casarse con ella. Ella rechaza la idea, pero al enterarse de que tiene mucho dinero acepta.

Interior de la prisión, donde están Shark y un trabajador herido acusado de haber matado un soldado en el asalto al camión. Entra el padre Lizardi a confesar al herido, pues va a ser fusilado, pero este lo rechaza por no ser creyente. Shark, que ha visto la posibilidad de escapar utilizando al sacerdote, intenta convencer al condenado sin conseguirlo. Después le solicita al padre Lizardi que pida los útiles para escribirle a su madre que está enferma. Se los traen dos soldados. Shark le hinca la pluma en el ojo a uno y la le echa la tinta en la cara al otro y consigue escapar. En su huída pasa por el sótano del cuartel que está lleno de combustible y municiones.




Exterior noche. Los soldados llevan al herido, que ha sido condenado, para fusilarlo. Después los trabajadores se amotinan y empiezan a disparar. Hay una lucha entre ambos bandos con barricadas. Shark coge un bidón con gasolina y va al sótano del cuartel y hace estallar el polvorín. Los soldados que no perecen huyen. Castin llega a casa de Djin.

Michel Piccoli como el Padre Lizardi
el personaje mejor definido en la película
A la mañana siguiente llegan los refuerzos del coronel Sandoval. Se decreta la ley marcial y se emite un bando por el que se busca a Shark y Castin, ofreciendo una recompensa de 5000 pesos por cada uno. Si no se entregan serán fusilados 4 trabajadores.





El padre Lizardi, que es amigo de Castin, va a su casa para darle la noticia, no le encuentra, pero al ver la foto de Djin se dirige a casa de esta. Cuando llega le expone el bando a Castin y le dice que se entregue, porque si no lo hace morirán 4 inocentes. Castin no quiere entregarse porque también él es inocente. Los lugareños llaman a la puerta buscando a Castin para conseguir la recompensa. Fuerzan la puerta y cuando entran en la habitación de la prostituta ven al padre Lizardi, lo que provoca una burla generalizada y no siguen buscando a Castin que está escondido. Después entra Chenko, que le dice a Djin que han arrestado al capitán Ferrero y que esa noche se acerque al barco para irse.
Djin le dice a Castin que suba escondido al barco esa noche. Ella llevará a su hija María.

Shark encuentra por fin víveres
en el avión
Es de noche. Djin, María y el padre Lizardi suben al barco de Chenko. Shark también lo hace a escondidas y busca a Chenko, pero es sorprendido por este y desarmado. Castin, que estaba escondido en el barco, golpea a Chenko, con lo que Shark y Castin se hacen los dueños del barco. Shark aprovecha para ajustar cuentas con Djin y después parten.
Los soldados les persiguen en un barco más rápido. Poco antes de ser alcanzados por los soldados, los fugitivos cogen armas y víveres y se adentran en la jungla. Aprovechando la noche Chenko escapa con todos los víveres y se une a los soldados que les persiguen. Shark dispara contra Chenko y lo mata.

Siguen días de hambre y penalidades pues no encuentran nada para comer. A Castin se le está trastornando la mente y los demás con la fatiga, el hambre, las lluvias, etc., no tienen ganas de continuar y más cuando se dan cuenta de que están danto vueltas y no van a ningún sitio.
Shark se va solo a buscar algo para comer y se despide del padre Lizardi por si no vuelve. Cuando lo hace lleva una maleta llena de víveres. Después de comer les lleva a la fuente de alimentos. Se trata de los restos de un avión estrellado. Los restos del avión están cerca del río por lo que sus esperanzas de salvarse son grandes. Djin y Shark se besan. Se cambian de ropa y cogen algunas cosas de los restos, como las joyas que coge María y que el padre Lizardi le quita para esconderlas, pues le dice que son de los muertos y alguien puede reclamarlas.



Castin está pensando en aplicar
el castigo divino

Castin, que está cada vez más trastornado, tira sus diamantes al río y dice que Dios les va a castigar y se aleja. Djin coge las joyas que el padre Lizardi había escondido, pero cae muerta por un disparo de Castin que se ha vuelto loco y está aplicando el castigo divino. Shark quiere ir a por él, pero el padre Lizardi le dice que va él que es su amigo y no le disparará, pero se equivoca y lo mata. Shark quiere ir a por Castin, pero María no deja que mate a su padre.
A la mañana siguiente sube a María a un bote hinchable que han encontrado entre los restos del avión y cuando está recogiendo sus cosas para subir al bote, Castin le dispara pero falla y Shark le mata.















La historia que cuenta Lizardi de
los huevos duros es lo que más
se parece a los recuerdos de los
personajes de la novela


Shark sube al bote y se aleja con María.
Diferencias:
·       La película presenta en su primera parte los motivos del motín que conducen al fusilamiento del trabajador y la huida de los perseguidos. Esta parte no aparece en la novela.
·       En la novela Chark está detenido desde el principio, por borracho, mientras que en la película se le ve llegar a la localidad, y después de estar varias horas en ella, el capitán Ferrero le detiene para poder quedarse con su dinero.
·       Como suele ser habitual, la película tiene menos personajes que la novela. Desaparecen el cabo Boliviano y Goldberg.
·       En la novela es el fusilamiento del cabo Boliviano y la muerte accidental de un niño lo que provoca el motín de los trabajadores. En la película, al desaparecer el personaje del cabo Boliviano, es sustituido por un trabajador y su fusilamiento provocará el motín.
·       La desaparición del personaje del judío Goldberg hace desaparecer una parte importante de la novela, toda la relacionada con el antijudaísmo del alemán Chark y la evolución de este en su relación con Goldberg, en quien reconoce al final a un ser humano como él.
Shark y Djin se enamoran
·       En la novela la prostituta Djin toca la flauta cuando está libre para que lo sepan los posibles clientes. Castin también toca la flauta y a veces lo hacen juntos. En la película solo Castin toca un pequeño acordeón.
·       Como no podía ser de otra manera el personaje del padre Lizardi de la película, presenta muchas características "buñuelianas" que no presenta el padre Strauben de la novela: quemar las hojas de la biblia para encender el fuego, su evolución como hombre, etc.
·       María, la hija de Castin, es una niña de 11 años en la novela y una joven en la película.
·       En la novela hay dos miembros más en el grupo de los perseguidos: Goldberg y el capitán Corazón.
·       En la película, las relaciones entre Shark y Djin son al principio problemáticas. Djin lo delata al capitán Corazón para llevarse parte de su dinero y posteriormente Shark la golpea por este motivo.
·       En la película Chark sale en el barco junto con los demás, mientras que en la novela es recogido durante el trayecto.
·       En la película desaparece el episodio de de Volodia y la peste de Porfirio.
·       La novela dedica una parte de narración a contar algo de la vida interior de los fugados. En la película, lo único que podemos considerar como relacionado con este tema es la historia de los huevos duros que cuenta el padre Lizardi.
·       En la novela van buscando el avión por el dinero, en la película el encuentro con el avión es casual.
·       En la novela es el capitán Corazón el que mata a los miembros del grupo, en la película es Castin que se vuelve loco. También los que mueren son diferentes.
·       La película tiene un final esperanzador para Shark y María en su bote, mientras que en la novela, no se ve esperanza para los que todavía permanecen vivos en la jungla.
El sacerdote fracasa en su intento de
que el recluso se confiese

Como no podía ser de otra forma, la diferencia principal entre novela y película está relacionada con la religión y para ello Buñuel se vale del personaje del padre Lizardi. Al principio critica su posición al intenta convencer a los trabajadores para que no se rebelen, aunque luego valora su evolución como hombre durante la travesía de la jungla.
La relación del ejército con la religión, cuando los soldados golpean a Shark cuando no se arrodilla en la iglesia.
También aprovecha para introducir rasgos sadianos: la escapada de Shark de la prisión sirviéndose del padre Lizardi, y cómo este fracasa en todas sus "buenas acciones": convencer a los trabajadores, confesar al prisionero, el atar a Chenko con las manos por delante para que pueda dormir y escapa con todos los víveres, intenta convencer a Castin para que tire el arma y lo mata…
Ver el estudio sobre La muerte en este jardin


[1] La edición utilizada para este post es: José-André Lacour: La mort en ce jardin, Julliard, 1954. No conozco edición en castellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario