Hitchcock realmente admiraba a Buñuel, y parece que solo a Buñuel


Como ya se ha señalado en este blog, existe una clara relación entre la obra de Hitchcock y la de Buñuel, que no es bidireccional, sino que se manifiesta en la influencia del cine de Buñuel sobre el de Hitchcock, más que en sentido contrario. De hecho, la historiografía buñueliana siempre ha afirmado que el director británico consideraba a Luis Buñuel su director favorito… después de él mismo. La fuente siempre citada es la de Robert Stam,[1] que a su vez cita un artículo de David Freeman.[2] Por otro lado, la famosa cena en casa de George Cukor también ha alimentado la leyenda de la estima de Hitchcock por Buñuel. Lo sorprendente es que no se suela mentar la prueba audiovisual de ello; me refiero a la entrevista filmada en la que se pregunta al denominado mago del suspense a qué directores admira. En esta breve entrada aporto y comento esta pieza.

Se trata de una emisión del show de Dick Cavett, un famoso talk show dirigido por el mismo Cavett y emitido por algunas de las principales cadenas de televisión estadounidense, principalmente la ABC, desde 1968 hasta 1996. En él, semanalmente Cavett entrevistaba a una o varias personalidades de diferentes ámbitos, entre ellos el cine y con una amplia perspectiva (recomiendo también su entrevista con Jean-Luc Godarduna de las mejores con el director francés). Alfred Hitchcock fue invitado en el programa del 8 de junio de 1972 y es de las pocas, seguramente la única, entrevista de alcance filmada con el director inglés. Como la de Godard, no tiene desperdicio.
En ella, que puede visionarse aquí, Cavett realiza un paseo por la vida y obra de Hitchcock, hasta que al final (exactamente a la hora y 10”), el entrevistador le pregunta si hay directores a los que admira. Y Hitchcock contesta “Oh! Yes!” para luego pronunciar, no sin esfuerzo, “Buneeeel” (sic) y preguntar a Cavett si conoce el trabajo del calandino, lo cual es contestado afirmativamente. Pero Cavett, que no deja de estar sorprendido por la respuesta, replica preguntándole si le gusta Orson Welles. Se hace silencio mientras Hitchcock inspira y al cabo de un rato responde lacónicamente que sí y que es el autor del famoso Ciudadano Kane (1941).
El texto de Freeman sobre el que se ha articulado el dato de la admiración de Hitchcock por Buñuel relata los días en que aquél colaboró con éste en el guion, nunca filmado, de la que debía ser la siguiente película del británico después de Family Plot (1976). En dicho artículo explica los días de esta colaboración y apunta que, en relación con otros directores, a Hitchcock le gustaba Truffaut aunque le era imposible pronunciar ninguno de sus títulos. En cambio, traduzco del inglés, “sentía, a regañadientes, una admiración por Buñuel. Apenas puede pronunciar los títulos de sus películas, pero se las apaña para que Viridiana y Eses oscuro objeto del deseo sean pronunciados por sus labios”.[3] Y apostilla que poca gente más le interesaba.
Parece pues que sí, que, efectivamente, como dice Freeman y como podemos oír y ver en la entrevista de Cavett, a quien respetaba realmente Hitchcock era a Buñuel, y solamente a Buñuel. El audiovisual presentado aquí evidencia que no se trataba de una leyenda derivada, además de las fuentes citadas, de una más que conjeturada y no documentada relación entre ambos cineastas en la cena en homenaje al calandino en la casa de George Cukor en Hollywood. La admiración existía antes, pues la entrevista de Cavett se realizó en junio de 1972, es decir, cinco meses antes de ese ágape (celebrado el 16 de noviembre) que ha sido, como he dicho, también fuente, intuitiva más que documentada, de la admiración del inglés por el aragonés.



[1] Robert Stam: Hitchcock and Buñuel: desire and the law, Studies in the Literary Imagination, 1983, vol. 16, 1, p. 7
[2] David Freeman: The last days of Alfred Hitchcock, Esquire, 1982, núm. 97, p. 92.
[3] David Freeman: The last days of Alfred Hitchcock, Esquire, 1982, núm. 97, p. 92.

Comentarios

  1. Luis Buñuel, David Lean y Alfred Hitchcock, mi santísima trinidad del cine.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las Hurdes: ¿documental?, ¿manipulación?, ¿distorsión?, ¿panfleto?

¿Qué ocurrió con Simón del desierto?

La secuencia de La última cena de Viridiana: su previsión y rodaje