Sylvia Plath sobre "Un perro andaluz"


Sylvia Plath, una de las poetas más interesantes del siglo XX, era una apasionada del cine. De hecho, sus Diarios así lo reflejan. No solo consumía cine comercial, sino que asistía a proyecciones de películas experimentales o vanguardistas, que luego comentaba en esos diarios personales.

El 10 de abril de 1951, asistió en Northampton (Massachusetts) a una proyección de Un perro andaluz, cuyo argumento resumió detalladamente en su diario, añadiendo algunas reflexiones relacionadas o bien con la descripción de los planos, o bien con sensaciones o dudas interpretativas sobre el film. No sabemos con qué intención visionó la película, aunque intuimos que el nombre de Dalí, a quien cita de entrada, pudo ser el detonante. Lo que sí parece es la vio con alguna libreta en la tomó las notas, pues independientemente de algunos errores, sigue bastante fielmente el desarrollo de la película.

La entrada (la número 64) reza como sigue:

64. Notas sobre una película experimental: guion de Dalí, una película chocante, sexo y sadismo: Primera escena: Il y a une fois… Un hombre se corta distraídamente las uñas con una navaja… Sale al balcón… Mira al cielo… (La cámara enfoca el cielo) … Tres nubecitas se deslizan horizontalmente sobre la luna llena (se ve el rostro de una chica en la pantalla) … La luna otra vez… (El rostro de la chica otra vez) … La mano del hombre levanta el párpado y hace un corte limpio en el ojo con la navaja… Primer plano de la sangre…

En la siguiente escena se ve a un hombre en bicicleta con una cajita colgando del cuello… Ropas de mujer… (La cámara enfoca a una mujer mirando por una ventana) … Se ve al hombre desde arriba… Cae en la acera… Ella corre a socorrerlo… Besa el rostro inmóvil del hombre… (Vuelta a la habitación) … La mujer abre la cajita… Extiende la ropa sobre la cama… El hombre se materializa… Observa con curiosidad, abstraído, su propia mano… (Primer plano de la mano) … Una herida roja en el centro de la palma y unas hormigas que entran y salen del agujero agitadamente…

En la siguiente escena se ve al hombre y a la mujer mirar desde la ventana… (la calle) … a una mujer asexuada que, abstraída y fascinada, empuja suavemente con un palo un objeto que está en el suelo… El objeto es una mano humana… La policía dispersa a la multitud que rodea a la mujer… Un policía recoge la mano… La pone en una cajita… La mujer queda sola en la calle, los coches pasan a toda velocidad mientras ella sigue inmóvil y meditabunda en la calle… (De nuevo se la ve desde la ventana) … Se acerca un coche… La arrolla… Entonces el hombre que mira desde la ventana se vuelve hacia la mujer que está con él en la habitación… y se acerca lujuriosamente a ella… La estrecha… La manosea y le acaricia los pechos y las caderas por encima del vestido estampado… Las manos palpan los pechos y la figura vestida se ve desnuda… Luego otra vez vestida… Los pechos se convierten en nalgas… y las manos se deslizan por los contornos suaves… (Produce una intensa sensación de lujuria) … La mujer se escabulle… El hombre se acerca arrastrando dos pianos de cola… cargados con dos burros, balas de cañón, dos sacerdotes… (¿la fuerza sobrehumana de la lujuria?) … La mujer escapa por una puerta… Él va tras ella y su mano queda atrapada en la puerta (primer plano del hormiguero en la herida).

Siguiente escena: la mujer entra en la habitación… Ve la manchita de una polilla en la cortina… La polilla crece… (Primer plano… se ve una calavera en el tronco del animal) … La calavera se convierte en un hombre… Él se pasa la mano por la boca… y le desaparecen los labios… Ella se pone a gritar e inmediatamente se pinta los labios… A él le crece pelo en los labios desaparecidos… Ella se mira una axila… el vello ha desaparecido (¿un símbolo sexual de las zonas erógenas?) … Luego cierra la puerta y corre hacia la playa… Se reúne con un hombre guapo… Ríen, se abrazan… Se acercan a la orilla… Recogen unos trapos y los restos de una cajita… Les dan unos puntapiés… Ríen y se alejan por la orilla…

Fin.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los olvidados (1950)

Las Hurdes: ¿documental?, ¿manipulación?, ¿distorsión?, ¿panfleto?

Las dos Conchitas de Ese oscuro objeto del deseo (1977)