Adiós a Jean-Claude Carrière

 


Con motivo de la triste desaparición de Jean-Claude Carrière, me gustaría hacer algunas breves reflexiones sobre la aportación del francés al trabajo del calandino.

Carrière fue un personaje importante, quizás el más importante después de Serge Silberman, productor sin el que ni uno ni otro hubieran sido lo que llegaron a ser, en una época muy concreta e importante para ambos: etapa final para Buñuel, iniciática (más que inicial) para Carrière. Precisemos antes que nada que Buñuel estuvo casi siempre rodeado de importantes guionistas para ayudarle a elaborar los diálogos de sus películas. El caso de Julio Alejandro y, en menor medida, Luis Alcoriza son buenos ejemplos. Pero Carrière apareció en el momento oportuno para iniciar un viaje cinematográfico —interruptus, por cierto— y narrativo —se encargó de poner negro sobre blanco las memorias del director—. Esto no quiere decir que Buñuel no participase en los diálogos; al contrario, participaba y mucho, hasta el punto de que en los créditos de sus películas siempre aparece su nombre primero que el de Carrière. No sabemos si es cuestión de humildad de este o de vanidad de aquel, pero por lo explicado por el guionista, la responsabilidad en la escritura del guion literario era compartida.

Esta corresponsabilidad es la que considero la gran contribución de Carrière al cine de Buñuel en cuanto que fue solidaria. No se pueden separar las aportaciones de ambos. Para nada. Carrière supo canalizar mejor que nadie aquello que Buñuel quería que se dijese en sus películas sin perder ni un ápice de buñuelismo. Por eso creo que la conexión entre ambos, que al principio congeniaron más hablando de vino que de cine, fue casi mística. Carrière fue un extraordinario guionista al servicio de nombres como Godard, Forman o Kiarostami, pero encontró en Buñuel el socio adecuado para desarrollar, subrepticiamente, todo su talento. Un talento que empezaba y se fundamentaba en saber entender aquello que el director quería. En esta entrevista inédita encontrará el lector pistas que parecen avalar esta tesis.

Con ningún director compartió tantas horas como con Buñuel. Seguramente esto ayudó y la convivencia los convirtió en hermanos de tinta y creatividad. Pero sin humildad, sin pasión y sin una cultura como la que poseía, el resultado de las seis películas en que colaboraron no hubiese sido el mismo. Porque, como digo, gracias a Carrière las películas de Buñuel fueron más buñuelianas que incluso las del resto de su filmografía, cosa que no puede decirse de su colaboración con otros directores. Ya sé que alguno me tachará de exagerado al no señalar como excepción Un perro andaluz o La edad de oro. Puede ser. Pero, para mí, una película como El fantasma de la libertad es mucho más experimental (prefiero no abusar del término surrealista) que las dos anteriores. Y en este aspecto, el francés tiene parte de culpa.

Comentarios

  1. Acertado y oportuno comentario. Por si sirve de complemento, esto puse en mi muro de Facebook: Con él desaparece el mejor amigo y cómplice de la época francesa más reciente de Buñuel. Fue el verdadero instigador e incluso redactor (tal era el conocimiento que tenía del maestro aragonés) de las memorias del cineasta que con el título de "Mi último suspiro" constituye una obra maestra de la literatura autobiográfica. Además de eso fue un humanista integral, intelectual librepensador de la mejor tradición francesa, que cultivó todas las artes de la escritura, la pantalla y de la escena con extraordinaria brillantez. Gran enamorado de España, tuve algunos contactos profesionales con él y siempre su trato fue exquisito y enriquecedor. Una vida sin duda fecunda».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero recomendar rápidamente DR NCUBE para un trabajo bien hecho por
      curándome de la enfermedad de los herpes genitales que me han estado dando noche de insomnio. si quieres contactarlo, simplemente hazlo por correo electrónico drncube03@gmail.com o
      llamar / whatsapp +2348155227532
      también tiene #hierbas para
      hiv / aids
      cancerdisease
      fibroid
      diabetes ...

      Eliminar
  2. Este es momento de homenaje a la memoria de Jean-Claude Carriére. Los buñuelianos le estaremos siempre agradecimos por su colaboración en los guiones de LB y en el libro de memorias. Casi veinte años de colaboración estimulante y fiel. Por algo Buñuel una vez que probó con él no lo abandonó, con la excepción de "Simón del desierto" y "Tristana", proyectos que venían de atrás y en los que volvió con Julio Alejandro.
    Pero la médula, la idea núcleo, la estructura, el tono de las películas de Buñuel siguieron siendo Buñuel, como sus películas anteriores a "El diario de una camarera". De ahí la diferencia de tamaño en los nombres y, salvo en dos ocasiones, del crédito: Guión de Luis Buñuel con la colaboración de Jean-Claude Carriére. "El fantasma de la libertad" es plenamente buñueliana y cada unos de sus episodios tiene su origen en Buñuel.
    Carriére sin duda supo ser Buñuel con Buñuel, Godard con Godard, Forman con Forman, Brook con Brook, etcétera. Todo un talento envidiable. Como el de un stradivarius.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Es cierto lo que dices, aunque también creo que en algunos créditos la distinción de funciones radica en la distinción entre el guion técnico ("scénario") y el literario ("dialogues"). De todas formas, como explicó Carrière, su método de trabajo era de puro tándem en lo que respecta a los diálogos. Por cierto, ve ha venido a la cabeza ahora que tratamos de autorías y coautorías, el caso de la famosa escena (que Carrière consideraba la mejor que nunca escribió con Buñuel) de la niña desaparecida en "El fantasma de la libertad". Pues bien, el 24 de junio de 1974, Luis Alcoriza firmó un recibo de 2000 dólares que le dio Buñuel, "por la parte de debía corresponderme de la adaptación sin diálogos [sic] que hicimos en 1958 de una idea suya original cuyo tema es el secuestro de una niña, habiendo quedado inutilizada dicha adaptación por haber incluido Buñuel esa idea en su último film. Firmado: Luis Alcoriza" (Archivo Buñuel de Filmoteca Española). En este caso, parece ser que los cuantitativo es proporcional a lo cualitativo.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por este espacio.
      Los diálogos, siendo importantes, no son la parte más importante de un guión. Lo más importante es la selección de situaciones y acciones y su ordenamiento, así como el criterio con el que se ordenan y tratan. Amén de la construcción de los personajes.
      Los créditos de las películas no están puestos al albur, hay que escribirlos y dar las órdenes correspondientes para que vayan del modo en el que van, durando lo que duran y en el lugar en el que se colocan. Los testimonios de Carriére y Buñuel sobre su método de trabajo no dejan lugar a dudas. Testimonios en los que hay que tener en cuenta la fecha en la que fueron hechos cada uno de ellos.
      Lo que cuentas de Alcoriza corrobora que la historia de la desaparición de la niña era de Buñuel, que, como sabemos, estuvo a punto de utilizar en un proyecto de varias historias que no se llegó a realizar. Buñuel nunca fue desmentido sobre el hecho de que todas las historias de El fantasma de la libertad son ideas suyas. Esto no quita ni un ápice del valor fundamental de la labor de Carriére con Buñuel: escuchar, poner en duda, debatir, ofrecer, darle vueltas, volver a escuchar y transcribir.
      No entiendo lo que quieres decir con tu última frase.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Quería decir que aunque el precio parece alto (lo cuantitativo), el resultado es tan brillante que merecía el pago de esa cantidad... ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Hello
    We are a Company of production based in France and we currently produce a DVD box set (DVD (Film) and Booklet) on Luis BUNUEL for PHARES Collection (Non-profit collection managed by Aube BRETON-ELLEOUET, André BRETON’s daughter).
    Could you tell us, where you found the different photographs of Luis BUNUEL that are on your Blog?
    Thanks
    Best Regards
    Ms Laurence POUSSARD
    prod@tfv.fr
    Société TFV
    1 Hameau de la Bretonnière
    37190 SACHE
    FRANCE

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los olvidados (1950)

Las Hurdes: ¿documental?, ¿manipulación?, ¿distorsión?, ¿panfleto?

Las dos Conchitas de Ese oscuro objeto del deseo (1977)